MÚSICAS DE BARRO Y MARFIL

44346

MÚSICAS DE BARRO Y MARFIL

LA RELACIÓN ENTRE EL FOLKLORE Y EL PIANO ESPAÑOL DEL SIGLO XIX

Ana Benavides

Prólogo de Walter A. Clark

Músicas de barro y marfil pretende cubrir un vacío en cuanto a los estudios dedicados a la conexión del repertorio popular y académico. No se puede ni apreciar ni interpretar de forma adecuada una partitura de raíz popular si no se conoce su fuente original. Solamente conociendo la canción o el baile que laten tras la página pianística será posible su correcta comprensión e interpretación. No se puede valorar una jota de Albéniz si no se reconoce la popular danza, con sus matices y elementos constituyentes. Los compositores del xix supieron reconocer y valorar el caudal popular y conectarlo con sus nuevas aportaciones. Si Luis Leandro Mariani, Cipriano Martínez Rücker, Eduardo Ocón, Fabián de Furundarena, Joaquín Larregla, Isaac Albéniz o Enrique Granados, entre otros muchos, crearon obras de raigambre española era porque conocían su folklore y estaban plenamente familiarizados con él. Pero lo que es más importante, la impronta al piano dejada por ellos es con frecuencia el único testimonio vivo de una expresión autóctona ya extinta o modificada. Si sabemos cómo suena una antigua seguidilla o un bolero es porque compositores como Eduardo Ocón o Isaac Albéniz se afanaron por volcar estos géneros en la partitura, y gracias a ellos se conservan al día de hoy.